top of page
1/5

Las Casas de Taipa están cerca de algunas de las playas más hermosas de Portugal - Marinha, Albandeira, Benagil – y de la ruta de los Siete Vales Suspensos. Es fácil llegar a las playas en coche o en bicicleta.

De día se puede ver el mar y de noche, además del cielo estrellado, la luz del faro de Alfanzina (visitable).

Lagoa, a 5 km de distancia, tiene un mercado donde se pueden comprar frutas y verduras y pescado fresco. Estômbar es una pequeña aldea tradicional que se extiende a lo largo de una colina - es también donde se encuentra la estación de tren de Lagos a Vila Real de Santo António, pasando por Faro, Olhão y Tavira - este viaje en tren es otra forma de visitar el Algarve.

Todavía estamos muy cerca: Carvoeiro, un antiguo pueblo de pescadores, Ferragudo y su ribera sobre el estuario de Arade y, al otro lado del río, la ciudad de Portimão.

El interior del Algarve todavía tiene mucho que ofrecer: Silves (Castillo, Catedral, Museo Municipal de Arqueología construido alrededor de un aljibe árabe medieval), Monchique y sus balnearios, Alte y Querença.

La costa de Sagres, con su fortaleza, y el Cabo de San Vicente, con su faro, se encuentran en una de las costas más espectaculares, con pequeñas calas y playas para descubrir.

bottom of page